Estar en A es no estar en B. Ver la gota en el cristal es no ver el fondo. Ser de cualquier religión es no ser del  resto.

Si partimos de la base de que la vida es un puzzle donde todas las piezas tienen un mismo valor, y por lo tanto cualquier opinión o valoración sobre uno u otro asunto, merecen el mismo respeto…
¿Por qué perder el tiempo en discutir?

La opinión de alguien sobre cualquier tema es la suma de las opiniones o razonamientos que uno lee, escucha o recibe por cualquier medio a lo largo de un período de tiempo determinado. Si cambiásemos dichas circunstancias, nuestra posición también lo haría, de hecho es fácil observar cómo esto ocurre con el paso del tiempo.

Y si esto es así, yo me pregunto: ¿Es nuestra forma de pensar nuestra verdaderamente?

Es curioso ver a unos y a otros creyéndose en posesión de la verdad y por lo tanto defendiendo con uñas y dientes sus diferentes posiciones, sabiendo que ésta, la verdad, proviene tan solo del manejo de una serie de datos circunstanciales. No perdamos pues el tiempo luchando contra una idea y expongamos simplemente la nuestra como una parte más de las infinitas posibilidades.

Una vez aclarado todo esto, ya sólo me queda añadir que si realmente estamos de acuerdo con lo dicho, la única conclusión a la que podemos llegar es…

Posicionarse es limitarse.

Anuncios