En varias ocasiones he leído las declaraciones de algunos artistas, donde aseguran que podrían prescindir de muchas cosas, menos de los aplausos. Esto, que en un principio parece lógico pues habitualmente quien lo dice es porque está en la cumbre, tiene un gravísimo riesgo implícito:

¡EL EGO! Leer el resto de esta entrada »