Porque estoy harto de no entender nada de lo que me rodea.

Porque estoy harto de no tener nada que ver con casi nadie.

Porque estoy harto de que no seamos capaces de ver los entresijos de las cosas.

Porque estoy harto de la estupidez de esta, mi especie.

Porque estoy harto de ver y callar. De callar y ver.

Y Porque ha llegado el momento.

Por eso.