Si en una pequeñísima población, pongamos para exagerar de diez habitantes, el panadero se casa con la hija del cartero, el tabernero con Faustina y Olegaria con Paquito el cabrero ¿Cómo podéis seguir pensando en la tontería de la MEDIA NARANJA? Leer el resto de esta entrada »

Anuncios